Sucede con frecuencia que previo a un viaje a otro país, revisamos y comparamos la moneda local con la del país al que vamos: “¿Cuántos pesos equivalen a un dólar?, ¿cuánto cuestan las cosas en otro país y cuánto puedo comprar al cambiarlo a mi moneda?”, nos preguntamos. Pues bien, a gran escala este fenómeno es parte de un financiero mayor, conocido como el mercado de divisas, mercado de tipos de cambio, Foreign Exchange o FX. Se trata de un mercado global descentralizado en el que se negocian divisas (monedas, billetes o cheques de viaje).

Determinado por la cuota de cambio, y de un comportamiento variado de acuerdo con la oferta y la demanda de la divisa, el precio de éstas suele subir o bajar todos los días. Si muchas personas están interesadas en comprar dólares, es muy probable que el dólar suba. Esto mismo ocurre con la demanda de cualquier otra divisa (euros, yenes, dirhams, libra esterlina, etc.)

Ahora bien, el principal objetivo del mercado de divisas se centra en facilitar la cobertura necesaria al flujo monetario que se deriva del comercio internacional. Actualmente existe un volumen medio diario negociado en torno a los cinco billones de dólares en el mundo.

En esencia, quien busca invertir en divisas o el mercado FOREX comprará una moneda mientras se vende otra. Si la moneda que se adquiere aumenta en valor frente a la que se ha vendido, se podrá cerrar su posición con beneficios. En caso contrario se obtendrá una pérdida.

Desde pequeños operadores independientes, particulares, pequeñas casas de cambio hasta grandes bancos centrales de países, si se tiene la asesoría y conocimientos adecuados para enfrentar el mercado FOREX, éste puede ser  y uno de los más ventajosos en cuanto a compra de acciones y futuros se refiere.

La mayoría de las transacciones de este mercado se centran en Londres, Nueva York, Tokio, Singapur, Zurich, Hong Kong y Frankfurt. El mercado FOREX favorece a su vez el intercambio de fondos entre los diferentes países, ya que existen naciones con excedentes de liquidez y países que la necesitan.

Sin embargo, no sólo la compra y venta y la información juegan en este mercado, ya que su complejidad y comportamiento implican retos mayores y un análisis minucioso de múltiples factores.

Si piensas invertir por primera vez en el mercado FOREX es importante que sepas lo siguiente:

1. Se trata del mercado más grande del mundo

En cualquier lugar del mundo, en este momento u otro existirán siempre compradores y vendedores negociando divisas.

2. Es de los más volátiles, libres y no regulados

Los operadores del mercado de divisas suelen reaccionar de forma inmediata e intempestiva ante las noticias de último momento en el mundo, A su vez, existen caídas en el nivel de operaciones debido a anuncios pendientes o noticias por venir.

3. Sus participantes tienen pocas posibilidades de manipulación del mercado

Una palabra: liquidez. Debido a que el volumen de operaciones diario es 50 veces mayor al volumen negociado en, digamos, la Bolsa de Nueva York, siempre existirán corredores, brokers o agentes dispuestos a comprar o vender. La liquidez del mercado cambiario contribuye a una estabilidad de precios, y así es como los operadores pueden casi siempre abrir o cerrar una posición a un precio de mercado equitativo.

4. Está en actividad las 24 horas del día. Los fines de semana no hay movimientos

No obstante, es frecuente que los operadores aguarden a que el mercado abra al día siguiente para fin de obtener una diferencia más reducida en el tipo de cambio.

Si tú o tu empresa están pensando adquirir o realizar operaciones en varias divisas, es importante conocer sus precios, las tendencias y los mecanismos previo a la compra. De igual manera, si estás interesado en invertir es importante contar con un asesor que te ayude a conocer y entender el porqué de los movimientos en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *